Relaciones Bilaterales - Embajada de Venezuela en Chile
15036
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15036,bridge-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.0.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
 

Relaciones Bilaterales

Entendiendo los procesos de conquista y colonización acaecidos en Suramérica, Venezuela y Chile comparten lazos a nivel histórico al haber pertenecido a las colonias españolas en América a través de la Capitanía General de Chile y la Capitanía General de Venezuela. Sin embargo, para el 21 de octubre de 1822 se suscribe el primer tratado que formalizó las relaciones bilaterales entre las recientes emancipadoras Repúblicas de Chile y la Gran Colombia, de la cual formaba parte Venezuela, siendo el Tratado de Amistad, Liga y Confederación, por el cual ambas naciones acordaron unirse para sostener su independencia, respetando sus respectivas soberanías.

 

Para el año 1829, surge un acontecimiento trascendental que vincula ambas naciones, siendo el gran aporte cultural, jurídico y académico por parte de Don Andrés Bello, maestro fundamental de nuestro Libertador Simón Bolívar, al ser contratado por el gobierno chileno para impulsar y redactar el Código Civil de Chile, una de las obras jurídicas americanas más novedosas e influyentes de su época, aunado al desempeño por más de dos décadas  como primer rector de la Universidad de Chile.

 

A su vez, ambas naciones formalizaron relaciones diplomáticas en 1858, afianzando para 1860 relaciones consulares. Sin embargo, a pesar de la consolidación de relaciones diplomáticas, durante la Guerra del Pacifico (1879-1883), Venezuela mantuvo una postura neutral al conflicto.

 

Durante el siglo XX, específicamente para el 30 de abril de 1943, ambas representaciones diplomáticas fueron elevadas a la categoría de embajadas. Por lo cual, a raíz del nuevo orden mundial (1945) y el surgimiento de un escenario de disputas ideológicas entre dos bloques (Guerra Fría), los acontecimientos geopolíticos llegan a incidir ampliamente a lo interno de las naciones. Es por ello, que debido a esta coyuntura desde el periodo 1973 hasta 1990 ingresara a Venezuela aproximadamente 80.000 chilenos.

 

Durante el periodo democrático en la década de los años 90, ambas naciones suscribieron en Caracas-Venezuela un memorándum de entendimientopara el mecanismo permanente de consultas políticas. En el mismo orden de ideas, los acuerdos y tratados bilateral se traducen en los siguientes : Acuerdo de Complementación Económica ACE 23 (1993),Acuerdo de Promoción y Protección de Inversiones (APPI),Acuerdo para Evitar la Doble Tributación (1994), Convenio Básico de Integración Cultural (1990),Acuerdo sobre Prevención, Control, Fiscalización y Represión del Consumo Indebido y Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas (1993), Convenio de Seguridad(2001) y el Acuerdo de Cooperación en Materia Energética (2005).

 

En la actualidad, las relaciones entre Venezuela y Chile se mantienen firmes y cohesionadas, con la finalidad de contribuir ambos al interés nacional como lo es la preservación y defensa de los valores democráticosen la región. Es decir, las buenas relaciones diplomáticas y consulares, basadas en el principio de reciprocidad han permitido que Chile sea la tercera nación de suramerica que ha albergado una diáspora de aproximadamente 400.000 venezolanos, aunado a procesos internos que facilitan la situación migratoria en la nación austral como lo es la resolución que permite la extensión de la vigencia de los pasaportes por dos años expedidos en el 2013, aunado a la entrega de la Visa de Responsabilidad Democratica (VRD), en todos los consulados de Chile, a raíz de la crisis estructural generada por el usurpador Nicolás Maduro Moros.